miércoles, 31 de marzo de 2010

Michael Crawford


Su verdadero nombre es Michael Patrick Dumbell-Smith; decidió cambiar su nombre mientras trabajaba en la English Opera Group y empezaba a audicionar para trabajar como actor.

Se inició trabajando en cine y televisión en Estados Unidos en 1962 y trabajó en películas junto a figuras como Zero Mostel y John Lennon.

Su debut en Broadway fue en 1967 con la obra Black Comedy/White Lies con Lynn Redgrave quien también hacía su debut en Broadway con esta obra. Black Comedy... no es un musical sino una colección de dos obras divididas por el intermedio. Durante su buena actuación en esta comedia Gene Kelly lo descubrió y lo incluyó en el elenco de la versión fílmica de Hello Dolly protagonizada por Barbra Streissand y Walter Matthau. La película fue vista por muchas personas y Crawford empezó a ganar reconocimiento.

Después de participar en una SITCOM inglesa a Crawford le ofrecieron un papel en el musical Billy, esta oferta obligó a Crawford a regresar a los estudios de canto. Billy tuvo una exitosa temporada en West End y en este musical Michael compartió escenario con Elaine Page que interpretaba uno de los personajes secundarios.

Después de participar musicales poco exitosos, en 1981 fue elegido para protagonizar la versión inglesa de Barnum. La participación de Crawford fue ampliamente aplaudida en Inglaterra.

En 1984, mientras asistía a la última función de Starlight Express se encontró con Andrew Lloyd Webber a quien ya conocía por haber coincidido con él en otros eventos. Webber le contó que estaba trabajando en una adaptación a teatro musical de la novela del Fantasma de la Ópera.

Sin embargo mientras crecía el proyecto Webber presentó una versión rockera del tema central del musical con su esposa Sarah Brightman y el rockero Steve Harley. A medida que avanzaba el proyecto el musical terminó siendo más operístico y menos moderno, de manera que Webber empezó a buscar una voz mas conservadora. Brightman y Crawford tenían al mismo entrenador de canto entonces y Brightman fue el enlace para un re encuentro Crawford-Webber.



Crawford fue duramente criticado antes de estrenar, en parte porque muchos aún lo asociaban con personajes del corte de Frank Spencer, sin embargo su aparición en el musical de Webber fue un éxito y repitió el personaje en Broadway y en los Ángeles ganando un Olivier y un Tony.

Crawford tuvo, recientemente un muy breve regreso a Broadway con el fallido musical Dance of the Vampires de 2002. Dance... es una nueva versión de un film de Polanski dirigido por el mismo Polanski en Alemania y luego llevado a Broadway. La música de esta obra es de Jim Steinman quien incluyó temas pop compuestos por él tiempo atrás como "Total Eclipse of the Heart"

Aquí un video apócrifo de la primera escena del musical: http://www.youtube.com/watch?v=3sfJZBMQY8o&feature=related

2 comentarios:

Julio dijo...

Adoro a Crawford. No es un gran cantante, sin embargo es un gran actor. Es el mejor fantasma que se haya visto.

Anónimo dijo...

Yo he escuchado las dos versiones:

1º La de Harley, que se caracteriza porque tiene una voz más clara, ligera y aguda, y que sin embargo me encanta.

2º La de Crawford, que posee una voz más grave y oscura, me gusta pero no tanto como la anterior, nó se muy bien porque.

Te felicito por este post y la pagina me han encantado !!

Un saludo.

Archivo del blog

Mis páginas web