lunes, 3 de diciembre de 2012

OPINIÓN




Spiderman Turn Off the Dark LARGA VIDA A LA ARAÑA

 Un amigo que vive en Nueva York prácticamente me hizo bullying cuando salí de la fila de los "tecates" (TKTS) con mi boleto de 60 dólares de Spiderman, Turn off the Dark: Me dijo que esa obra era una atraccción para turistas y que era como ir a ver un espectáculo en un parque temático. Su comentario probablemente no era del todo errático: algunos elementos en el concepto de la obra, como el uso de "muñecos inflables" o "botargas sin personalidad" para representar a los villanos, es algo que he visto en espectáculos de los Estudios Universal, la historia en algún momento es poco profunda y el Duende Verde parece un muñeco de plástico sin expresión; Pero esa noche, iba con toda la intención de ignorar toda la leyenda negra alrededor de esa "araña musical" y quería disfrutar de un buen espectáculo que esperaba fuera un verdadero espectáculo. Y encontré lo que buscaba. ¿Lo mejor de Spiderman?

 1) Su diseño de escenografía: Las líneas en ángulo que nos hacen mirar Manhattan desde todos los puntos, las lineas siempre inclinadas le dan unidad y personalidad al musical y se complementan con los efectos de vuelo del superhéroe. El fondo del escenario gira por momentos, dando una sensación de mayor movimiento. No por nada estos detalles no pasaron desapercibidos en la entrega del Tony.

2) La música de Bono y the Edge: Pop, digerible, intensa pero sencilla, rítmica y heróica, moderna, es un musical pero ¡es Spiderman!

 3) Creo que nunca olvidaré que el Duende Verde y Spiderman se confrontaron en mi cabeza

 4) La voz de Reeve Carney tiene personalidad y carisma, una buena elección para ser la voz musical de Spíderman.

 5) Me enteré del personaje "Aracne" porque leí una nota que decía que la cantante del elenco original había sufrido una fractura, no me imaginaba qué podía hacer una "deidad arácnida" en una historia de superhéroes. Ahora lo tengo claro y se agradece su presencia. Facilita a Peter Parker lidiar con sus problemas y tener una reflexión frente al público.

6) La línea anterior me enlaza con el siguiente punto: los dilemas quijotezcos de Spiderman, el "ser o no ser" el "cómo levantarse por encima de uno mismo", el "entregarlo todo a pesar de las consecuencias" conflictos que, como diríamos en México, "enchinan la piel" cuando son cantados en buenos momentos dramáticos

 7) La idea de arrojar telarañas en el público fue fabulosa, vi a una señora coleccionar todas las telarañas que veía en el teatro

 8) Mezclar imágenes en pantallas con lo que sucede en escena es muy cinematográfico pero le da mucho movimiento a la obra, y nuevamente nos da esa sensación de comic muy agradable.

9) La compañía es dinámica, energéticamente se siente uno en un espectáculo vivo

 10) Hummm, no sé si me gusta o no me gusta el recurso de que algunos momentos el elenco vestido de negro levante algunas cosas o a los actores, como una... emulación... del Teatro Negro de Praga, es un recurso bien empleado pero... todavía no decido si me gustó o no me gustó. "Spiderman..." es un musical que vale la pena si quiere uno pasarse un rato rico y divertirse bien, una buena oportunidad para que las generaciones jóvenes y públicos nuevos, se acerquen al teatro.

Mis páginas web